¿Por qué implantar un programa de control de plagas en la industria alimentaria?

En la industria alimentaria y hostelería es de obligado cumplimiento la implantación de un correcto programa de control de plagas, dentro de los requisitos de higiene, trazabilidad y APPCC que han de tener implantado.

“Recuerda que los insectos, en especial las cucarachas, así como los roedores son vectores de transmisión de agentes causantes de intoxicaciones alimentarias, entre otros Salmonella “.

Confíe este plan de control de plagas a una empresa especializada y con técnicos cualificados.

Huya de aquellas empresas no especializadas y sin técnicos especializados en el control de plagas.

No es suficiente un simple carné de aplicador, sino que los programas de control de plagas han de estar dirigidos por técnicos con carné cualificado y con formación superior sanitaria como veterinarios y biólogos.

Éste responsable técnico es la figura, elegida por la administración como interlocutor en las inspecciones. A dichas inspecciones están sometidas todas las empresas inscritas en el Registro Oficial de Servicios y establecimientos Biocidas, como nosotros.

control de plagas en la industria alimentariaSi las empresas carecen de esta figura deben poner medios para contratar a un técnico cualificado, ya que si no estarían incumpliendo la legislación vigente, y no asumiendo su responsabilidad hacia el consumidor.

Una empresa especializada y correctamente dirigida le asegurará el sistema óptimo de vigilancia y los mejores tratamientos, teniendo en cuenta siempre correr con el menor riesgo sanitario para el medio y para sus productos.

Recuerda, si perteneces a la industria alimentaria o al sector de la hostelería, no apliques tratamientos porque sí.

Lo más indicado es mantener una correcta vigilancia y control, además de aplicar los tratamientos solamente cuando sean necesarios y en las zonas adecuadas.

Alerta alimentaria relacionada con la carne de caballo

Logo de AESAN

Fuentes de la AESAN, Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición organismo autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad encargado de coordinar el funcionamiento de las redes de alerta existentes en el ámbito de la seguridad alimentaria, han afirmado que no existe ninguna alerta alimentaria en relación con la carne de caballo.

Estas afirmaciones se dieron tras conocerse la noticia en la que se publicaba que Nestlé había retirado pastas de carne vacuna en España e Italia por contener trazas de ADN de carne de caballo.

AESAN aclaró la situación especificando que se trata de un problema de mal etiquetado en alguno de los productos comercializados por dicha empresa. Así mismo, la multinacional, aseguró que no es un asunto de seguridad alimentaria y que el error estaba en el etiquetado.

El proveedor de Nestlé sería responsable de un presunto fraude al consumidor por no cumplir con la legislación alimentaria en materia de etiquetado de alimentos que obliga a citar la lista de ingredientes de un producto. Lista que «estará constituida por la enumeración de todos los ingredientes del producto alimenticio en orden decreciente de peso en el momento de su preparación».

La información incluida en el etiquetado debe permitir al consumidor conocer la naturaleza real del producto que compra y de todos sus ingredientes.

Lamentablemente, este no es un caso aislado ya que también se han retirado del mercado varios productos en los que se ha descubierto el uso de carne de caballo en lugar de vacuno en comidas preparadas comercializadas en varios estados miembros de la Unión Europea, entre ellos en España.carne de caballo en nuestra alimentación

Hay que dejar claro que se trata de un fraude en el etiquetado que no afecta a la seguridad alimentaria ni implica riesgo alguno para la salud.

Por ello no se debe poner en duda la reputación de la industria alimentaria que cuenta con sólidos sistemas de trazabilidad que garantizan la calidad de los productos puestos en el mercado para su consumo.

Las trazas de ADN de carne de caballo encontradas son cantidades pequeñísimas y en algunos casos por ser tan pequeños se entiende que no ha habido intencionalidad en la mezcla de los distintos tipos de carne.

Desde el Centro Tecnológico Ainia, se dice que cuando hay menos del 1% se considera una mezcla accidental y por ello no se considera fraude. Esa mezcla puede proceder de, por ejemplo, haber picado carne equina y vacuna en la misma máquina. La Comisión Europea recomienda que cuando existe más de un 1% hay que hacer un seguimiento de control más estricto.

Europa tiene uno de los más avanzados sistemas de control y seguridad alimentaria del mundo. Sus sistemas de control de la cadena alimentaria desde la granja a la mesa son una garantía, ya que permiten identificar en qué punto de la cadena de valor ha surgido el problema y depurar responsabilidades.

Los controles puestos en marcha van dando pistas e identificando el origen del ADN de los ingredientes de los productos.

También muchas empresas ya están realizando autocontroles adicionales y están trabajando conjuntamente con sus proveedores para reforzar los controles de las cadenas de suministro, como informaba Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, en un comunicado.

Fuentes:
http://www.efeagro.com/multimedia/aesan-afirma-que-no-existe-ninguna-alerta-alimentaria-por-carne-de-caballo-en-espana/1-1974231.html
http://blog.fiab.es/index.php/nota-informativa-sobre-el-fraude-en-etiquetado-equino/

http://www.abc.es/sociedad/20130228/abci-carne-caballo-preguntas-201302281357.html

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR